lunes, 17 de mayo de 2010

El principio de la vida humana. Etapa intrauterina (gestación) y nacimiento (parto)


A continuación te invito a ver un video-documental creado hace ya unos años en que se muestra con detalle todo el proceso inicial de la vida humana, desde la concepción hasta el nacimiento.

A lo largo de miles de años se ha ido automatizando todo un proceso absolutamente inteligente. Todo está programado, un paso sigue al otro, la vida se desarrolla en todo su esplendor para dar paso a la formación del ser humano. El bebé necesita sobrevivir y para ello necesita un ambiente propicio.
Gestación y parto
Lo que no se dice en el documental es que todo lo que vive y siente la madre reverberará en el ambiente del ser humano que se va gestando en el vientre materno. Así como cuando estamos en el mundo, nuestro entorno inmediato son las personas que nos rodean y las respuestas que recibimos nos afectan irremediablemente, durante el desarrollo del feto nuestro entorno inmediato es la madre. Las vivencias y el estado instintivo-emocional de la madre, repercutirá directamente en la vida instintivo-emocional de su hij@ y quedará registrado en su memoria celular.

Si la madre fuma, toma medicación, está tensa, con miedo, estresada, contraida, deprimida,... afectará a la vida instintivo-emocional del ser humano que se está gestando. Por el contrario, una madre que pueda sentirse bien consigo misma, alegre, viva y tranquila, que pueda gestar en un ambiente propicio, estará colaborando y creando registros positivos en la vida futura del feto que lleva dentro. Cuando hablo de alegría, tranquilidad y vida, me estoy refiriendo a que la madre lo pueda sentir de manera genuina, no forzada, que lo pueda sentir a nivel profundo, porque es a ese nivel desde donde se comunica real y efectivamente con el feto. El padre también tiene una responsabilidad durante esta etapa. Su función será la de estar presente, ofrecer protección, apoyo, contacto y calma durante todo este proceso.

Es importante señalar que por muy mal que haya ido el embarazo con las consecuencias que ello tiene, en las posteriores etapas del desarrollo humano hasta los 18-20 años, estamos a tiempo de reparar aquello que en el fondo está dañado. La fase de gestación-embarazo es el núcleo y la base más profunda de nuestro carácter. Si esa fase no ha ido como hubiéramos deseado, eso no significa que sea definitivo. La transformación y la reparación siempre son posibles. En el espacio terapéutico pueden darse sensaciones regresivas en el paciente que a partir de una realidad actual le transportan a un sentir profundo que tiene que ver con la fase de desarrollo propia de la gestación o el parto. Desde ahí se abre una posible vía de reparación profunda.

A continuación del desarrollo intrauterino vendrá la etapa del nacimiento en la que el feto se va colocando para poder salir al mundo. Mientras más natural sea todo este proceso y menos intervenciones invasivas e innecesarias se realicen, mucho mejor para la salud profunda del niñ@ que va a nacer.
Como padres y madres deberíamos estar al tanto de que el miedo que gobierna en las instituciones hospitalarias y médicas, no gobierne también e incluso decida ya desde la etapa intrauterina y de nacimiento. La verdad de lo que realmente necesita nuestr@ hij@ está dentro de nosotros.
Como que si no sabemos las opciones no tenemos ninguna, aquí os dejo un enlace a una mujer que acompaña al parto de forma respetuosa en la provincia de Barcelona: Blanca Lainez.
Os dejo, ahora sí, con el video "En el vientre materno" publicado por la National Geographic.


En el vientre materno. National Geographic from Revista Carrusel on Vimeo.



Si te ha gustado puedes compartirlo en Facebook, Twitter o Google+.

Tu Comentario es importante. Será bienvenido.

3 comentarios:

  1. Hermoso el milagro de la vida, realmente maravilloso.

    ResponderEliminar
  2. laura ortiz villanueva27 de abril de 2013, 22:39

    Es un regalo maravilloso de la vida misma un milagro de dios para todos nosotros

    ResponderEliminar
  3. Sí. Es un espectáculo... La naturaleza ha ido automatizando un proceso de desarrollo natural que empuja y que se da en la relación madre-feto.

    ResponderEliminar